Cuestión de confianza
05 de mayo, 2021
El candidato comunista -y del diario La República- Pedro Castillo ha tenido que volver a enmendarle la plana a su jefe, el presidente del partido Perú Libre, el delincuente condenado Vladimir Cerrón. Resulta que el corrupto señor Cerrón ha señalado que haría una cuestión de confianza para convocar a una Asamblea Constituyente. Esto es absolutamente inconstitucional y supone un quiebre en el Estado de Derecho y en la separación de poderes. La pregunta que, además, subyace es… ¿Con qué autoridad el señor Cerrón dice lo que un eventual gobierno de Pedro Castillo haría? Nadie ha votado por el señor Cerrón. Sin embargo, al ser él el dueño del partido que le ha servido de vehículo al señor Castillo se nota una clara cuota de poder de su parte dentro del propio círculo más cercano al candidato. Lo que resulta sorprendente es que lo dicho por Cerrón supone un golpe de Estado y lo ha dicho sin mayor empacho. Y frente a esto ninguna de las autoridades del difunto partido morado que hoy gobierna ha dicho algo al respecto. ¿Cómo puede ser que el señor Sagasti, quien hoy representa a un gobierno -muy malo por cierto- de transición democrática no se manifieste frente a una amenaza velada en contra del Estado Derecho? Si no lo va a hacer él, lo mínimo que podría hacer es que uno de sus ministros responsa de manera institucional. Y para la ciudadanía: que quede claro que nos están anunciando un golpe de Estado inmediatamente sucesivo a una eventual victoria del señor Castillo.