Se dinamita
24 de mayo, 2022
Según el artículo 126 de la Constitución, los ministros no pueden ejercer otra función pública que no sea la legislativa. Además, quienes ostentan un fajín, no pueden ser “gestores de intereses propios o de terceros ni ejercer actividad lucrativa, ni intervenir en la dirección o gestión de empresas ni asociaciones privadas”. Dina Boluarte, vicepresidente del Perú y, a la postre, ministra en la cartera de Desarrollo e Inclusión Social, habría incumplido el mencionado artículo. ¿Por qué? Según la contraloría, en un informe sobre la declaración jurada de intereses que presentó Boluarte, esta incumplió la Constitución al haber firmado documentos de la asociación privada Club Departamental Apurímac en su calidad de miembro de la directiva. Esto a la vez de ser ministra. Incluso, la contraloría informó que, tan solo entre el 26 de agosto y el 20 de octubre de 2021, firmó 13 documentos de la asociación. En menos de un mes, una ministra de Estado le dedicó 13 momentos a otra institución.