MapamundiLunes, 19 de octubre de 2020
Bolivia vuelve al socialismo

En un resultado que ha sorprendido incluso hasta a los más fanáticos seguidores del proyecto bolivariano, ayer el candidato del MAS (Partido de Evo Morales), Luis Arce, logró alzarse con más del 50% de los votos y esto le ha permitido hacerse de la presidencia en primera vuelta. Incluso, si no alcanzase el 50% de los votos, su victoria está prácticamente consumada: de acuerdo con las leyes electorales del país altiplánico, basta con alcanzar el 40% de los votos y tener una distancia de más de 10% que separe al primero del segundo para la victoria esté consumada. Es lo que pasaría, en cualquier, caso con Carlos Mesa.

Luis Arce fue Ministro de Economía durante el largo gobierno de Evo Morales. Su victoria supone un reenganche y -sin duda- un nuevo impulso a la esfera bolivariana del socialismo del siglo XXI. Con una Argentina imbuida completamente en políticas de Estado chavistas y con Chile tambaleándose frente al próximo plebiscito y elecciones, Bolivia se vuelve a convertir en un importante enclave para la izquierda en la región. Esto significa graves problemas para el Perú, pues desde Bolivia se habrían desestabilizado muchos de los proyectos mineros del corredor cuprífero del Sur del Perú.

Un dato adicional que no puede ser, bajo ningún modo, dejado de lado es que el nuevo presidente boliviano, Luis Arce, figura en la lista de pasajeros que el señor Vizcarra le envío a Obrainsa para que en un gesto de “responsabilidad social” les alquile un avión y los lleve a Moquegua. Esto cobra especial relevancia ahora, que el señor Vizcarra está cada ve más rodeado por sus propios dichos. Bolivia podría ser una perfecta plaza para asilarse políticamente una vez acabado su mandato y tenemos la certeza que ni el señor Arce ni el señor Morales, que probablemente ya esté haciendo maletas para volver, le cierren las puertas.