PortadaDomingo, 22 de noviembre de 2020
Traicionado

Un informe publicado por el periodista César Romero de la República narra -en su edición de hoy- cómo es que el Equipo Especial Lava Jato, ese que se encargo de abusar de las prisiones preventivas y despejar la cancha de enemigos políticos para el señor Vizcarra -quien les devolvería el favor regresando intempestivamente de Brasil para defender su integridad cuando se vio amenazada- fue la facción de la fiscalía que, de acuerdo con fuentes del hombre de prensa de La República, puso sobre la mesa la posibilidad de que quienes declararon en contra del vacado ex presidente lo hagan. ¿Por qué lo hicieron? Es una pregunta que el propio Romero se plantea y que no debe dejar de responderse; sin embargo, una hipótesis que Romero se plantea es que alguien -o algún grupo de poder- haya considerado que el momento era idóneo, pues en el congreso venía gestándose ya la segunda vacancia. ¿Quién podría haber estado interesado en generar un vacío de poder de esa naturaleza? ¿Con qué finalidad? Varias son las preguntas que quedan pendientes, pero -más importante todavía- más importante es lo que el señor Vizcarra debe responder frente a la justicia.