PortadaLunes, 11 de enero de 2021
Prohibidas las reuniones políticas

El gobierno ha decidido que la policía reprimirá las reuniones políticas. La idea detrás de la drástica medida -en plena campaña electoral- es evitar las aglomeraciones en las que el CoVid-19 (y la nueva cepa, ya detectada en el Perú) puedan expandirse aún más entre los ciudadanos. Es curioso: el partido Morado -hoy el partido de gobierno- fue uno de los grupos políticos que más promovió la presencia de personas en las marchas sucedidas en Lima tras la vacancia de Vizcarra. Por otro lado, el mismo grupo jamás se pronunció a favor o en contra de los paros agrarios que aglomeraron a miles de agricultores al Norte y al Sur. Ahora: el que se lleva el premio a la inconsistencia es, naturalmente, el vacado -y presunto delincuente- ingeniero Vizcarra. Este señor usó todo el poder de imperio del Estado: desde la Policía Nacional hasta las Fuerzas Armadas para mantenernos recluidos en la que fue la peor estrategia del mundo para contener a la pandemia por 106 días seguidos. Hasta el último día de su gobierno, cuando el congreso lo vacó por supuesto coimero, Vizcarra insistió de la mano de sus serviles, y ciertamente inútiles, ministros Martos y Zamora en evitar todo tipo de reuniones; sin embargo, ahora que está en campaña por su inmunidad y su pase para evitar la cárcel no tiene ningún empacho en mostrarse en calles y plazas con nutridos grupos de despistados que quieren tomarse fotos con el peor presidente de los últimos 100 años.