PortadaLunes, 22 de febrero de 2021
La pelota en cancha del Congreso

Mientras Fiscalía “investiga” el escándalo llamado vacunagate (no somos muy creativos los periodistas) y prepara una acusación formal contra los implicados, pueden pasar años. Y después de esos años empezará otra Odisea: la de lograr que la justicie se ejerza correctamente en el fuero de las cortes. El asunto es que, por más evidente que sea la bajeza de la que hemos sido testigos, es muy probable que la justicia llegue tarde. Hay, sin embargo, una forma que hoy el congreso podría abrir para encajarle, al menos, un buen golpe al vacado ex presidente Martín Vizcarra: lo puede denunciar constitucionalmente. Si bien esa figura no tiene ningún efecto vinculante en materia penal, en asuntos políticos sí es esencial. Resulta que el congreso puede inhabilitar por 10 años a Martín Vizcarra, a la ex ministra Mazzetti y a la ex Canciller Astete de ejercer cualquier cargo público por 10 años. Eso colocaría en una situación de especial rigor, como merece, al ingeniero Vizcarra, pues -si bien está ya inmunizado contra el CoVid-19- no está inmunizado parlamentariamente. Aún. De no llegar Vizcarra al congreso sería cuestión de meses para que esté ya en la cárcel después de un juicio. Las pruebas son gruesas y están bastante bien corroboradas. Veamos si el congreso tiene la entereza de inhabilitar a un traidor a la patria.