OpiniónMartes, 23 de febrero de 2021
¿Qué pasa con Bitcoin?
Raúl Labarthe
Investigador y analista económico

Noticias de cómo Bitcoin viene alcanzado máximos históricos siguen sonando durante las últimas semanas. Aunque hoy cierra con una caída de 10%, hace unos días su precio superó al del oro tras alcanzar los 58 mil dólares. Hace un año el precio apenas llegaba a los 10 mil dólares, y hace 2 años no superaba los 4 mil. Pero, ¿qué es bitcoin? Y sobre todo, ¿por qué debería importarnos?

Bitcoin es dinero digital. Para entender qué es Bitcoin hay que entender primero qué es el dinero. A veces pensamos que el dinero es eso que tenemos en la billetera y ya está, no pensamos más allá. Pero, ¿acaso un billete de 10 soles tiene valor porque este papelito sirve para algo? Pues no. Tiene valor porque nosotros le damos valor por convención.

Pero primero, ¿qué es el dinero? El dinero se creó para dejar de usar el trueque. ¿Y qué tenía de malo el trueque? Los incas lo usaron, ¿cierto? Bueno, el problema con el trueque es que si tienes trigo y quieres arroz, necesitas obligatoriamente encontrar a alguien que tenga arroz y a la vez quiera tu trigo. ¿Complicado no? Por eso el trueque generaba problemas de coordinación.

El dinero aparece para lograr que puedas vender tu trigo a cambio de algo que sabes que todos los demás quieren (como los billetes). Con esos billetes luego buscas al que tiene arroz, y él con gusto lo acepta porque sabe que puede usarlo para comprar otras cosas. Varios bienes han servido como dinero en el pasado: el ganado, la sal o la pimienta; pero siempre fueron los metales (el oro, la plata y el cobre) los que sirvieron por excelencia como dinero.

A veces pensamos que el dinero es eso que tenemos en la billetera y ya está, no pensamos más allá. Pero, ¿acaso un billete de 10 soles tiene valor porque este papelito sirve para algo? Pues no. Tiene valor porque nosotros le damos valor por convención.

Los metales servían muy bien porque cumplían con las propiedades que se desean del dinero: depósito de valor (ahorro), medio de pago (comprar y vender), y unidad de cuenta (ponerle precio a las cosas). Progresivamente los gobiernos empezaron a cambiar los metales por papel moneda, hasta que alcanzaron a tener el monopolio de su emisión: nació la moneda fiat, es decir, el sol, el dólar, el euro y todas las monedas que conocemos.

Los billetes que tenemos en los bolsillos: los soles, los dólares, los euros son dinero que imponen los gobiernos con los bancos centrales de reserva. Este dinero se sostiene por pura convención, ya que no sirven en sí para nada, es un papelito. Lo usamos porque todos sabemos que nos lo aceptarán en la otra esquina. El problema con este dinero es que los políticos lo pueden multiplicar en cualquier momento, generando inflación y haciendo que nuestros ahorros pierdan valor.

Entonces… ¿dónde entra Bitcoin aquí? Imitando las propiedades de los metales como el oro y la plata, se creó la idea de las monedas digitales. Fuera del control de los gobiernos, las bitcoins que funcionan con la tecnología “Blockchain” o cadena de bloques, permite hacer transacciones seguras y descentralizadas. Hay una cantidad fija que será emitida (sólo 21 millones), estas monedas están diseñadas para estar fuera de la inflación y para operar a nivel global sin dejar rastro.

Muchos se han lanzado a comprarla. Dicen que esta moneda en el largo plazo nunca se depreciará. Pero mientras tanto, sigue siendo muy volátil. ¿Por qué? Porque al ser una moneda nueva, el valor que tenga bitcoin dependerá de si la convención. Si mucha gente cree que vale (así como el dólar) más valor tendrá. Conforme crezca la comunidad que lo usa, el valor de bitcoin será mayor.

Pero el reciente crecimiento de su precio se ha dado fundamentalmente porque grandes inversionistas han decidido entrar con fuerza. Square, una empresa de medios de pago, compró bitcoins el año pasado y Tesla, fabricante de automóviles eléctricos de Elon Musk, compró alrededor de 1.500 millones de dólares en bitcoins en febrero de este año. Musk y el fundador de Square, Jack Dorsey, son partidarios de bitcoin. Conforme se sigan sumando más grupos económicos a la apuesta por Bitcoin, el precio seguirá subiendo. Pero hoy el futuro de esta moneda es incierto.