PortadaLunes, 5 de abril de 2021
Nada está dicho

A las encuestas que comentamos ayer en nuestra portada se suma la que publicó Latina anoche en Punto Final, realizada por CPI. Este sondeo arrojó resultados más parecidos -aunque no idénticos- a los del IEP que a los de IPSOS. Ahora bien, como adelantamos ayer, si operamos bajo la premisa de que los márgenes de error son amplios y el aglutinamiento de los candidatos no tiene precedentes y a eso le sumamos el hecho de que ninguno supera el 15%, hay algunas conclusiones a las que podemos arribar desde ya. La primera es, naturalmente que nada está dicho y que podrían pasar a segunda vuelta dos de los seis candidatos que disputan los primeros lugares. Estos últimos días serán, además, claves pues hay un importantísimo bolsón de electores que no ha definido su voto y que lo hará en los próximos días. Por otro lado, sea quien sea que termine ganando la segunda vuelta va a tener que gobernar con un congreso igual de atomizado que el que hoy legisla. Nos parece fundamental que quienes pasen a segunda vuelta tengan esto en cuenta: el desastre del último quinquenio empezó a fraguarse cuando los candidatos de hace un lustro (Keiko Fujimori y PPK) se declararon una guerra sin cuartel durante la segunda vuelta, en donde ninguno calculó que tendría que coexistir con el otro sea cual fuere el resultado. Con ese antecedente tan dañino para el país fresco y presente es que los candidatos deben procurar alejarse de la polarización y, más bien, tender puentes para eventualmente llegar a consensos que permitan mayor celeridad en los dos procesos que hoy agobian a los peruanos: la contención de la pandemia y la reactivación económica (que muchísimo tiene que ver con lo primero).