OpiniónDomingo, 2 de mayo de 2021
Una mirada a las propuestas educativas
Juan Carlos Rios Toce
Director del Centro de Innovación de Políticas Públicas (CIPP), Director de Aurea – Psicólogo y psicoterapeuta.

El día de ayer en Chota, Cajamarca, hemos escuchado a los candidatos presidenciales hablar sobre diferentes materias relacionadas al gobierno de nuestro país; una de ellas, el sector educación que, como sabemos, es un pilar fundamental para nuestra sociedad, para nuestros niños y para nuestra nación en general. ¿Qué proponen los candidatos para mejorar esta área de nuestro país?

Escuchamos la intención de los dos candidatos de poder brindarle un buen presupuesto a la educación, lo cual evidentemente es aplaudido, pero, ¿es realista lo que plantean? ¿se puede cumplir? El Sr. Castillo propone asignar el 10% del PBI al sector educación, sabiendo que el presupuesto general de la República alcanza aproximadamente el 20% del PBI. ¿Es esto posible? En el caso de la Sra. Fujimori propone alcanzar el 6% del PBI de manera paulatina y progresiva. Habrá que seguir escuchando cómo van a implementar dicho presupuesto a nuestra tan descuidada educación y que, además, se invierta de manera efectiva.

Un tema pendiente, que no fue abordado por ninguno de los candidatos el día de ayer, es cómo será la formación de los nuevos maestros y la capacitación de los actuales. Este es un tema fundamental porque, sabemos que la buena educación requiere mucha formación, capacitación y habilidades por parte del docente.

Un reto urgente es el poder manejar los retos de la educación remota, sobre todo en tiempo de pandemia y en las necesidades que se planteen a futuro. En el plan de Perú Libre no se mencionó dicho aspecto, mientras que en el caso de Fuerza Popular, proponen la canasta tecnológica básica, que incluye una tablet o laptop y un smartphone con contenidos educativos. Este es un punto importante de atender, sobre todo por los niños con más dificultades de acceso y más alejados, ¿Qué pasará con los lugares donde no hay acceso a internet? Es un tema que los equipos técnicos deberán proponer en las diferentes entrevistas o en el debate de equipos técnicos que ha propuesto el Jurado Nacional de Elecciones.

Otro tema fundamental es la formación, el cuidado y la promoción de nuestros docentes. No se ha encontrado aún la fórmula para mejorar consistentemente el nivel de educación de nuestros niños, y darle a los profesores un camino de mejora y motivación constante en sus carreras. Por el lado del Sr. Castillo, considera que se debe cortar con la carrera pública magisterial, aunque no menciona qué otro camino se debe tomar, o qué otra estrategia podría funcionar. En el caso de la Sra. Fujimori se reafirma que se debe seguir con dicha política, basada en la meritocracia, pero mejorarla y orientarla hacia los objetivos propios de la educación. También ha propuesto más nombramientos y el reconocimiento de la deuda social.

Un tema pendiente, que no fue abordado por ninguno de los candidatos el día de ayer, es cómo será la formación de los nuevos maestros y la capacitación de los actuales. Este es un tema fundamental porque, sabemos que la buena educación requiere mucha formación, capacitación y habilidades por parte del docente y se debe hacer un gran esfuerzo en promover la mayor cantidad de recursos formativos para que los profesores encuentren apoyo en la labor que realizan. Esperemos que puedan desarrollarse estos temas en lo que resta de la campaña. Tampoco se abordó mucho el tema de la infraestructura, salvo del lado de Fuerza Popular que planteó la construcción de 3000 nuevos centros educativos.

Otro tema importante, es la relación entre la educación y la empleabilidad: ¿cómo hacer que nuestros jóvenes se preparen para abordar el mundo que tienen que enfrentar? ¿cómo generar ese vínculo entre la educación y el trabajo, cerrando una brecha que muchas veces ha sido muy grande para nuestros jóvenes que no han podido encontrar trabajos dignos y que les permitan crecer en sus vidas? Sin duda uno de los temas que más importa y que también deberá ser abordado con una estrategia que involucre a todos los actores de la sociedad, públicos y privados, porque la tarea es grande y urgente.

Por último, creo que como país nos gustaría escuchar también propuestas para formar a nuestros alumnos en aspectos no sólo académicos, sino también humanos: cómo lograr una educación que involucre el aspecto de la inteligencia emocional, del civismo, el respeto, los valores y la conciencia del bien común y la integridad en nuestro país. Nuestra educación debe trascender, ayudar a nuestra sociedad a ser cada vez mejor y con un sentido de unidad. Esperamos poder llevar también el diálogo sobre la educación hacia ese ángulo.