OpiniónSábado, 5 de junio de 2021
Hacia la unidad
Juan Carlos Rios Toce
Director del Centro de Innovación de Políticas Públicas (CIPP), Director de Aurea – Psicólogo y psicoterapeuta.

Claramente el Perú es un país con mucha variedad: regiones con distintas características, climas muy diferenciados, sitios con alturas para todos los gustos, características territoriales complejas, en fin, muchísima diversidad geográfica. También contamos con múltiples tipos de vegetación, de flora, de fauna, de recursos naturales, de microclimas que permiten distintos tipos de vida, entre otros. Y también hay mucha variedad social, cultural, de costumbres, de tradiciones, de pensamientos, de oportunidades. En síntesis, somos un país muy, pero muy variado, muy complejo y diverso.

Esta diversidad puede ser una gran oportunidad o un gran riesgo para nuestro país, depende de cómo nos aproximemos a ello. Puede ser una riqueza muy grande o una piedra en el zapato para una integración y unificación que aún no se logra en nuestra nación. Y es que tenemos un reto pendiente muy grande: aún no encontramos la fórmula para capitalizar positivamente dicha diversidad y lograr una unidad, una integración, una cultura solidaria y hermanada entre todos los peruanos. Más bien, históricamente, muchas veces las variedades han servido para generar alejamientos y divisiones; todavía estamos sumidos en algunas dicotomías, en confrontaciones, en conflictos y enfrentamientos que nos han venido desgastando, y a veces desgarrando, como sociedad y como país. Todavía nos descubrimos mirando al costado y no viendo a un compatriota, sino a un extraño, o peor aún, a un rival. ¿Qué nos está faltando? Me parece que no es la intención que está detrás de nosotros los peruanos, creo que la mayoría soñamos con un país más integrado y unido, pero no estamos sabiendo cómo lograrlo.

Esa dicotomía se ha visto evidenciada, en este tiempo, en la época electoral, desde el comienzo, y, en realidad se viene viendo en todas las elecciones y en muchos momentos más de nuestra historia; no es exclusividad del momento actual, porque situaciones como éstas, evidencian la fragmentación que vivimos hace muchos años.

Mañana es un día importantísimo; elegimos, como sociedad al próximo gobernante y a su equipo, para que puedan dirigir al Perú en los próximos 5 años. En ese sentido, el próximo gobierno del Perú tiene una tarea crucial: encontrar el camino para poder dar pasos concretos para esa integración. Tenemos que ir logrando estar cada vez un poco más unidos, tenemos que ir formando una realidad donde exista un poco más de comprensión de los distintos sectores de la sociedad, sin priorizar las diferencias, sino tratando de incrementar las similitudes, buscando una dinámica de diálogo y de trabajo conjunto, de todos y para todos.

Esto que suena un poco idílico, hay que irlo acercando a la realidad, por lo menos un poco más, aunque sea poco a poco, porque claramente es una tarea ardua y prolongada, pero a la vez urgente, necesaria y responde a un clamor y anhelo desde lo más profundo de la misma sociedad.