PortadaMartes, 14 de septiembre de 2021
Todo queda entre patas

La presidencia del Consejo Directivo del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) ha sido tomada por, Julián Palacín Gutiérrez, a través de una resolución suprema de la PCM por decisión de Guido Bellido y Pedro Castillo. Palacín es abogado, pero no cuenta con experiencia alguna en gestión pública, y menos aún está capacitado en regulación de mercados, habilidades mínimas requeridas en un organismo técnico como lo es el Indecopi. Añadido a esto, en febrero de este año calificó a nuestra Constitución como “sinónimo de corrupción e impunidad”. Pero el nuevo presidente de Indecopi cuenta con el mejor currículum en estos días: ser militante de Perú Libre, y haber postulado al Congreso en las últimas elecciones, aunque sin éxito. Lo que sí es un éxito para Julián es ser el hijo del integrante del equipo técnico del lápiz, Julián Palacín Fernández, quien durante la segunda vuelta electoral defendió a capa y espada la inocencia de Vladimir Cerrón, señalando que era víctima de difamación. Sin duda, hoy esta apuesta política paga sus frutos, y Pedro Castillo hace honor a sus promesas durante la campaña: “vamos a terminar con los sueldos dorados, se acabó la planilla dorada…”, faltó decir: salvo que sean del partido, ya que todo queda entre patas.