PortadaMartes, 10 de mayo de 2022
Por las malas

“Estamos en una lucha constante por el tema de la Constitución Política, compatriotas. (…) En el Perú no habrá cambios si es que no se cambia la Constitución, ya sea por una vía pacífica o sea por una vía no pacífica, lamentablemente”, dijo Vladimir Cerrón, el pasado 3 de mayo en la Escuela Política de Perú Libre. Sus correligionarios aplaudieron ante lo que es una manifiesta amenaza contra el orden legal establecido, incluso incitando a la violencia. Dicen ‘por qué el presidente se va a meter a manejar a las Fuerzas Armadas’, ¿para qué le dan el título de presidente de las Fuerzas Armadas? Que lo retiren entonces, no tiene ningún sentido”agregó el sentenciado por corrupción. Esto es sin duda un llamado al control de las Fuerzas Armadas por parte del presidente, al más fiel estilo de sus mentores boliviarianos. Recordemos que Cerrón ya había anunciado que, si el Congreso no abría la posibilidad para un referéndum que convoque a una asamblea constituyente, este tenía un ‘Plan B’, que no reveló en el momento. Ahora lo deja claro: si es necesaria la vía no pacífica, la utilizará. Según especialistas, por estas declaraciones se le puede comenzar a investigar de oficio por el presunto delito de perturbación a la tranquilidad pública y sedición. Desde aquí, no creemos que eso le importe mucho a Vladimir, ya que como señalamos en nuestra portada del domingo, ya comenzó a copar la Junta Nacional de Justicia. Quizás por ello le pide al presidente Castillo que cumpla “su parte” y controle las Fuerzas Armadas. Tanto Cerrón como Castillo siguen avanzando en su captura del poder. Estamos advertidos.