OpiniónLunes, 1 de agosto de 2022
España, el fracaso anunciado, por Sergio Velasco
Sergio Velasco
Politólogo

Europa se ha adentrado en un camino muy difícil y lleno de encrucijadas desde la pandemia de la COVID-19. Sin embargo, España es el país de la Unión Europea que peor lo está pasando y que peor lo pasará en los próximos años. Muchos alertamos de las consecuencias que iba a tener la emisión monetaria del Banco Central Europeo (BCE), pero que nadie quiso ver. Eso sí, no toda la culpa la tienen los burócratas de Bruselas, esta vez la mayor culpa se la llevan los políticos -en parte los ciudadanos- por no haber hecho los deberes.

España es un país con una sociedad altamente socialdemócrata, donde creen que el Estado tiene que ser el responsable de todo, una mentalidad que lleva al desastre a esos países que la adoptan. Partiendo de esa base, ya podéis intuir qué tipo de ideas y qué tipo de partidos se votan aquí.

Definitivamente, la economía española es y va a ser un desastre, pero no solo por la situación actual, sino porque no se tomaron los cambios estructurales que hacían falta en su día, eso sumado a que han aumentado el gasto público sin control… pues tenemos lo que “nos merecemos”. ¿Lo mejor? No veréis ninguna manifestación porque gobierna la izquierda progresista, pero llega a ser un partido de derechas y el país estaría en llamas día y noche.

¿Queréis ver algunos datos? Vamos a ello. El país con más paro de la Unión Europea, con un 13,1% de desempleados, sin contar las personas que están en ERTE, los autónomos que por cese de actividad tienen que esperar 6 meses a tener derecho a paro y que estamos en verano, es decir, el período donde suele haber más empleados por ser un país con mucho turismo. El segundo país con mayor paro juvenil, solo por detrás de Grecia, con un 27,1%, según Eurostat.

España cerró el 2021 como el país desarrollado con peor desempeño económico desde el inicio de la pandemia: somos los que más hemos caído en PIB, en PIB per cápita y en valor bursátil. También, donde más se ha disparado la deuda pública y una de las naciones en las que más se ha visto reducida la inversión.

El déficit estructural español se sitúa ya en más de cinco puntos porcentuales sobre el PIB (el mayor de la eurozona), la deuda fue del 118,4% en el cierre de 2021, lo que significa que fue el cuarto país de la UE más endeudado, según Eurostat.

Desde que gobierna nuestro presidente socialista (Pedro Sánchez), la deuda se ha incrementado en 284.447 millones de euros. Durante el primer año, aumentó en 38.688 millones, y al cabo de casi cuatro años de mandato el incremento es de casi 285.000 millones de euros.

La inflación en junio fue del 10,7%, según concluyó el INE (Instituto Nacional de Estadística), unos niveles que no se veían desde hace 37 años. Para España y en general Europa esto es algo nuevo para muchos, ya que el objetivo del BCE es una inflación del 2% (como mucho).

Por si todo esto les pareciese poco, todos los organismos internacionales han reducido el crecimiento del PIB en el último trimestre de 2022 y el PIB del año 2023, organismos como el FMI, la Comisión Europea, BBVA Research…

¿Qué creéis que está haciendo nuestro maravilloso (nótese la ironía) Gobierno para intentar paliar esta situación? Imagino que se les ocurre bajar el gasto público, bajar impuestos, flexibilizar la contratación, menos trabas burocráticas… pues no, lamento avisarles que están haciendo todo lo contrario.

Lo que ha hecho Sánchez es intentar mantenerse en el poder a toda costa con medidas populistas. Por ejemplo, algo que hizo hace unas semanas fue ponerle impuestos a las eléctricas y al sector bancario, por supuestos beneficios extraordinarios de estos, algo que en plena crisis no puedes hacer, ya que todo impuesto va a recaer directamente en el consumidor. Eso sí, el portavoz de Podemos (partido de extrema izquierda con comunistas declarados) sugirió que si eso se trasladaba al consumidor deberían ser llevados a la cárcel, vamos, como una dictadura.

En vez de reducir gasto, lo amplía, según los últimos datos del INE, España ha marcado un nuevo récord de empleo público: 3 468 000 asalariados. Según el Ministerio de Función Pública, en España había 2 728 749 trabajadores públicos a julio de 2021, algo que supone un gasto de 147.363 millones de euros. Y es que el salario medio bruto de los funcionarios se situó en 2.884 euros, frente a los 1.818 euros de los empleados del sector privado, una diferencia abismal. Es un sinsentido, para que haya un buen sector público, es necesario que haya un sector privado fuerte, algo básico y lógico, menos para los socialistas.

Ahora se viene una subida de la cuota de autónomos, quieren poner aún más palos en las ruedas de los que crean valor y riqueza en el país. Cada vez más jóvenes se van del país y es normal, luchar aquí se ha vuelto una odisea.

Si quiere suscribirse a todo nuestro contenido vía WhatsApp dele click a este link: https://bit.ly/3OOx6iS

También puede ingresar a nuestra cuenta de Telegram: @elreporteperu